Parte de la magia

Lo importante es brindarte una experiencia que facilite tu vida. Por eso, cuando tengas las manos ocupadas lo único que debes hacer para abrir la cajuela es pasar tu pie por debajo de la defensa y ésta se abrirá automáticamente.

La mejor bienvenida

Para nosotros eres lo más importante, por eso, al acercarte a tu MKC con la llave, los faros exteriores LED se encienden al igual que las manijas. Además, un tapete luminoso de bienvenida con el logo Lincoln se proyectará justo en la entrada, para recibirte como mereces.

Acceso Inteligente con Botón de Arranque

Basta con traer la llave contigo, sea en el bolsillo, bolso o maletín, sólo tienes que abrir la puerta del conductor jalando la manija. Una vez dentro, presiona el pedal del freno y el botón de inicio.

Sistema Autohold

Evita que el vehículo se vaya hacia atrás cuando el conductor suelta el freno en una pendiente. Los sensores detectan la inclinación y mantienen el vehículo estático para brindar suficiente tiempo de transición entre el movimiento del pie del freno al acelerador.